Los verdaderos ángeles, nacen sin alas

Los verdaderos ángeles, nacen sin alas.

Porque, por mucho que lloren... siempre serán unos angelitos!!